Aunque la mujer le confesó que tenía síntomas de coronavirus, él no le puso cuidado a esto y tuvo relaciones sexuales con ella, informó Clarín.

El hombre, de 27 años, regresó a Selva y se fue a un asado de bienvenida “con una veintena de amigos” a los que, después de algunos tragos, les contó todo lo que había pasado con la mujer (incluso lo de sus síntomas de COVID-19), indicó el portal argentino.

Ante esa situación, uno de los amigos alertó a las autoridades, por lo que “de inmediato se movilizó la policía y personal del Ministerio de Salud”, agregó el medio.

En Córdoba, la mujer fue identificada, ubicada y obligada a aislarse para evitar que siguiera propagando el COVID-19, reportó el Clarín.

Frente al comportamiento irresponsable de los amantes, las autoridades de Selva decretaron el aislamiento total de sus habitantes, indicó el mismo portal y añadió que ahora este parece un “pueblo fantasma”:

“Nadie entra ni sale. No se puede cargar nafta, no hay bares ni restaurantes abiertos, las escuelas y los edificios públicos están cerrados, los locales comerciales tampoco abren y solo la farmacia y un pequeño supermercado atienden de a ratos”.