Los señores del crimen se burlan de los 100 millones de libras de inversión contra los móviles en la cárcel”, así titula su informe el rotativo británico que también publicó que los reos difundían fotos de sus lujos en las celdas, viendo televisión, rapeando y hablando con familiares y amigos.

Entre los al menos 7 presos que tenían celulares y los utilizaban como si nada en la cárcel ubicada en el pueblo de Stradishall, condado de Suffolk, está un narcotraficante condenado a 12 años por dirigir un red dedicada a comercializar cocaína y marihuana, indica el mismo medio.

El capo de la droga, que no fue identificado por su nombre, usaba un teléfono ilícito para transmitir, vía Facebook, videos en vivo de hasta una hora de duración, vistos por cerca de 70 mil personas. Además, los demás bandidos podían comunicarse con sus socios para seguir delinquiendo, explica Daily Mail.

Incluso, la semana pasada, el narcotraficante hizo una transmisión en vivo en Facebook que tituló ‘Célula en llamas’, en donde se le ve, junto a otros reclusos, rapeando, bailando y riendo. “Todos los sábados tenemos una fiesta como esta”, dijo en esa filmación, detalla el diario inglés.

Otro delincuente, que lleva 9 años en prisión por tráfico de drogas, le admitió al Daily Mail que pagó 1.500 libras (un poco más de 6 millones de pesos) para conseguir el celular y que pagó gracias al dinero que le enviaron sus socios.

Por último, un pandillero, encarcelado por huir de la policía en un carro a toda velocidad tras una redada de drogas, publicó fotos suyas en Facebook disfrutando de una masiva cena para celebrar el festival musulmán de Eid.

Solo unos pocos días atrás, Lucy Frazer, ministra de prisiones del Reino Unido, había dicho que el problema de los celulares en las cárceles había “mejorado” debido a la postura más dura que se estaba adoptando y por la gran inversión, pero la investigación del Daily Mail demostró todo lo contrario.

Este comportamiento nunca será tolerado y los involucrados serán castigados. El Reino Unido está decidido a reconstruir la confianza en el sistema de justicia”, dijo un portavoz del servicio de prisiones; mientras Facebook indicó que “cuando se nos notifica que las cuentas activas se utilizan desde la prisión, cumplimos con las órdenes legales de prohibir el acceso”, finaliza el medio británico.

A continuación, algunos apartes de los videos que transmitían en vivo: