Como se vio en la transmisión en vivo que hizo la empresa aeronáutica y espacial, junto con los astronautas iba un pequeño y brillante dinosaurio de peluche, que no llevaba ningún tipo de cinturón de seguridad.

Según The Verge, es común que en la tripulación haya este tipo de compañía, pues es la forma con la que los pilotos se dan cuenta que la nave ya está en un espacio de gravedad cero.

Debido a que los astronautas van muy sujetos a sus sillas, es difícil que sepan en qué momento la gravedad es nula, así que siempre ven qué tanto se eleva su compañero de viaje.

Aunque esta es la explicación que dio el sitio, las especulaciones entre los internautas fueron muchas; algunos dijeron que posiblemente el juguete le pertenecía a un hijo de los pilotos, otros aseguraron que podría tratarse de un amuleto y hasta imaginaron que se trataba de una estrategia de ‘marketing’.

La última opción fue la más clara para unos, y lo cierto es que SpaceX en su sitio web está vendiendo las réplicas del dinosaurio por un costo de 25 dólares, más de 93.000 pesos colombianos, así que también podría ser una buena explicación.

Cabe mencionar que, según BBC Mundo, la cápsula tuvo un recorrido que duró 19 horas y ya se acopló con éxito en la Estación Espacial Internacional, que era su destino.

Aquí, algunas imágenes del tercer tripulante: