Maffucci Moore liberó a Cardozo, alias ‘Chingui’, a pesar de que la madre de la menor de 6 años reconoció su voz en los audios de WhatsApp, en los cuales confesaba el macabro crimen, publica el portal Infobae.

“Los mensajes de WhatsApp pueden servir de prueba, pero para ello es necesario e indispensable la práctica de todas aquellas tareas periciales que permitan asegurar el verdadero origen de esa comunicación, la identidad de los interlocutores y la integridad de su contenido”, dijo el juez tras su decisión, citado por ese medio.

El caso de Jorge Adrián Cardozo, de 30 años, fue tendencia en Argentina luego de que el pasado fin de semana se viralizaran los audios donde el sujeto decía que había violado a su hija.

Según Infobae, en aquellos audios, el sujeto aseguraba haber engañado a la niña con un “chupetin” para forzarla a que le practicara sexo oral. 

La policía lo capturó el domingo luego de que un grupo de vecinos intentara lincharlo en su casa, ubicada en la zona de El Jagüel (Buenos Aires), recuerda el mismo portal.

“Del análisis exhaustivo de todo lo que se ha hecho a la fecha en este expediente no se colige la existencia de elementos de juicio que permitan, no solo mantener la detención del imputado, sino que tampoco habilitaban a que se procediera, como se lo hizo, prematuramente a su detención”, agregó el juez Maffucci Moore.

El portal argentino agrega que no hay ninguna otra prueba que incrimine a ‘Chingui’ y que incluso una entrevista a la menor en cámara Gesell, prueba elemental en un expediente de abuso de menores, no reveló ningún elemento que indique un posible abuso sexual.

El juez, por último,dijo que la fiscal a cargo, Magdalena González, actuó por presión de las redes sociales y los medios de comunicación. Sin embargo, ella se opuso a la liberación del hombre y solicitó que ratifique su detención, porque esta fue negada por Maffucci Moore, explica Infobae.