De esa manera, la cifra de decesos relacionados con la pandemia en Perú subió a 5.738, mientras que son exactamente 203.736 los casos confirmados de COVID-19.

Aunque los hospitales de Lima están al borde del colapso, están apareciendo algunos signos esperanzadores: el coronavirus está cediendo en la Amazonía peruana, que al comienzo fue la región más afectada del país, según datos oficiales.

Perú lleva 12 semanas de confinamiento nacional obligatorio y ahora está en el octavo lugar en el mundo entre los países con más casos de coronavirus, superando a Francia, Alemania e Irán.

Su economía, que hasta febrero era muy dinámica, está semiparalizada, pero gremios empresariales textiles empezaron a exigir que se reanuden de inmediato la producción y las ventas. El PIB peruano se contrajo en un 16 % en marzo y en un 3,39 % en el primer trimestre de 2020.

El primer caso se detectó en Perú el 6 de marzo y se habían superado los 100.000 contagios el 20 de mayo. El país es el segundo de América Latina en casos de coronavirus detrás de Brasil. En decesos es tercero, después del gigante sudamericano y México.

Con 33 millones de habitantes, el país andino se mantiene con toque de queda nocturno y fronteras cerradas.