En el encuentro, ocurrido en Washington, Blinken calificó de “absolutamente vital” la alianza bilateral, pero defendió “el incuestionable derecho de los ciudadanos a protestar pacíficamente”.

El Departamento de Estado consideró la reunión como una oportunidad para “profundizar” la colaboración bilateral y destacó el trabajo común en diferentes ámbitos.

El titular de Exteriores de EE. UU. “reafirmó la alianza duradera que nuestros dos países han mantenido durante décadas, basada en un compromiso con la democracia, la seguridad de nuestros pueblos y la prosperidad mutua”, detalló el portavoz del Departamento de Estado, Ned Price.

Pero Blinken también expresó condolencias por la pérdida de vidas durante las movilizaciones, al tiempo que defendió “el incuestionable derecho de los ciudadanos a protestar pacíficamente”.

Eso sí, afirmó que el diálogo convocado por el presidente Iván Duque es “una oportunidad para que el pueblo colombiano trabaje conjuntamente en la construcción de un futuro pacífico y próspero“.

Ramírez subrayó, por su parte, la larga historia entre ambos países, que colaboran por los valores compartidos de democracia, desarrollo y creación de puestos de trabajo, de acuerdo al Departamento de Estado.

La vicepresidenta invitó a Blinken a que visite Colombia en el segundo semestre de este año, reveló un comunicado difundido por la Vicepresidencia colombiana.