La pareja llamó a emergencias luego de que Luke le diera un beso al menor y le sintiera fría la frente. Al llegar, los paramédicos hallaron al bebé inconsciente, así que lo trasladaron de inmediato a un hospital, informó Daily Mail.

Allí, los médicos descubrieron que el menor había sido asfixiado y que, además, tenía varias costillas fracturadas y una mordida en el antebrazo. A pesar del esfuerzo de los doctores, el menor murió alrededor de una hora después, indicó el rotativo británico.

Aunque el caso se registró en abril de 2014, hasta ahora se conoció por la condena que les dieron a Luke y a su pareja, Emma Cole. Él pagará 8 años de cárcel, mientras que ella pasará 5 años en prisión. A ellos los sentenciaron tras hallarlos culpables de “causar o permitir la muerte” de Tyler, agregó el medio.

“Perder a Tyler fue el peor día de nuestras vidas”, manifestaron los abuelos del bebé después de oír la sentencia, y añadieron que todos en la familia quedaron destrozados cuando ocurrió esa tragedia. “Te extrañamos mucho, Tyler, y no pasa un día sin que pensemos en ti”, agregaron, según Daily Mail.