Debido a la gravedad de su situación por la infección, la pareja decidió contraer matrimonio en el centro médico minutos antes de ser intubados y sedados en la unidad de cuidados intensivos, donde continúan luchando contra el coronavirus.

Los novios, de 58 y 54 años, habían iniciado los trámites para casarse durante el 2020. No obstante, el estallido de la pandemia en España hizo que tuvieran que cambiar los planes, y cancelaron la boda.

Según confirmaron los médicos del Hospital Verge, la pareja ingresó la semana pasada en estado grave luego de ser trasladada a la UCI. Al ver que podría ser la última vez que estuvieran juntos, los españoles expresaron su deseo de contraer nupcias, por lo civil.

Hasta el centro médico se desplazó un juez, un secretario judicial y un forense para oficializar los trámites, protegidos en todo momento con Equipos de Protección Individual (EPI). Los doctores de la clínica fueron los testigos de la boda.

Todos los presentes en la ceremonia, incluidos el personal sanitario y los otros ingresados ​​en la UCI, estallaron en aplausos una vez fue oficializada la unión entre los novios. Posteriormente, la pareja fue sedada.

En el país ibérico, de acuerdo con los últimos datos publicados por la Universidad John Hopkins, se han presentado 2.851.869 infecciones confirmadas y 59.081 muertes relacionadas con el COVID-19, siendo una de las naciones más afectadas con la pandemia.