De acuerdo con la cadena Fox, el terrible suceso aconteció este lunes en la ciudad de Minneapolis, en el estado de Minnesota, y ahora es investigado por el FBI.

Sobre las 8:00 de la noche, oficiales de policía llegaron hasta la Chicago Avenue, donde encontraron a un afroamericano de 40 años, supuestamente “bajo la influencia (de drogas)”, a quien le pidieron que bajara de su auto, relata el mismo medio.

El hombre no puso problema y cuando salió del carro, los uniformados, agresivos desde el inicio, lo arrestaron y uno de ellos lo tiró a piso y puso su rodilla sobre el cuello y la cabeza del sujeto, indica la cadena estadounidense.

“Por favor, por favor, no puedo respirar”, grita como puede el afroamericano, como quedó grabado en un video que se viralizó rápidamente en redes sociales.

Quien grababa y otros transeúntes pidieron a los policías que lo soltaran, pero la brutalidad policíaca continúo hasta que el arrestado perdió el conocimiento, cómo se puede ver en las imágenes.

El hombre, identificado después como George Floyd, fue trasladado al Centro Médico del Condado de Hennepin, donde murió pocos minutos después, detalla Fox.

“Una señora que decía ser bombero les exigió que le revisaran el pulso y la ignoraron por completo; fueron muy groseros con ella. Finalmente dejó de hablar y se quedó en silencio. Fue entonces cuando parecía muerto, parecía que se estaba quedando sin energía y tiempo, y finalmente estaba muriendo lentamente. He visto a la policía ser agresiva pero nunca matar a alguien delante de mí”, contó a esa cadena Darnella Frazier, testigo de la mortal agresión.

Por último, señala ese medio, el jefe de la policía de Minneapolis confirmó que los oficiales fueron sancionados y, aunque les están pagando, no pueden tener tareas mientras finaliza la investigación.

Este es el brutal video, donde se ve al oficial presionar con su rodilla la cabeza y cuello de George Floyd hasta que se desmaya, a pesar de decirle que no podía respirar: