La Fiscalía General de la República (FGR) de México deberá divulgar los nombres de funcionarios y exfuncionarios citados a declarar y de las personas indiciadas en dicho expediente, resolvió el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI).

“Al estar involucrados en el caso servidores públicos de una empresa productiva del Estado, como Petróleos Mexicanos (Pemex), existe una afectación al interés público en beneficio de un interés particular”, afirmó la comisionada del INAI, María Patricia Kurczyn.

La comisionada dijo que esa afectación “perjudica no solo a esa empresa sino a la sociedad en general, toda vez que las conductas que se persiguen en el caso Odebrecht, en específico cohecho y enriquecimiento ilícito, están catalogadas como actos o hechos de corrupción”.

La FGR rechazó la petición de un solicitante de conocer estos datos del expediente al argumentar que la información era reservada y confidencial al encontrarse en una carpeta de investigación en trámite por los delitos de cohecho y enriquecimiento ilícito.

Inconforme, el solicitante presentó un recurso de revisión ante el INAI, mediante el cual planteó que el pleno del INAI ya ha determinado la apertura de la información.

La FGR reiteró sus alegatos, sin embargo, en el análisis de la comisionada Kurczyn se determinó que “la reserva no procede en este caso”.

El INAI “no pretende en ningún momento y bajo ninguna circunstancia establecer, acreditar o decidir si se han cometido, o no, los delitos de hechos de corrupción que se investigan en la carpeta de investigación materia de estudio”, señaló.

Solo se busca velar por la debida aplicación de la Ley Federal de Transparencia y Acceso a la Información Pública, privilegiando el derecho humano de acceso a la información, indicó.

Apenas el martes, el Fiscal de México, Alejandro Gertz Manero, anunció que en un plazo menor a los 60 días el expediente del caso Odebrecht será presentado ante un juez federal.

Odebrecht está envuelta en un escándalo tras admitir el pago de sobornos en 12 países por unos 788 millones de dólares. En México, el caso apuntó al director de Pemex entre 2012 y 2016, Emilio Lozoya, acusado de recibir 10 millones de dólares.

Un informe de la Auditoría Superior de la Federación determinó además, que Pemex hizo pagos irregulares de unos 46 millones de dólares a Odebrecht al generar sobrecostos sin justificar en las obras de una refinería.