En una nota publicada este jueves, 14 de marzo, The Economist resumió los últimos acontecimientos que tienen en debate al país, respecto a la Justicia Especial para la Paz.

El rotativo inglés señala que Iván Duque está cumpliendo con lo que prometió cuando era hasta ahora candidato a la presidencia y recuerda que el pasado domingo, el mandatario, “en un discurso televisado, declaró seis objeciones a una ley que regula el funcionamiento de la JEP”.

Incluso publica que es la primera vez que un presidente de Colombia “reabre una cuestión legal que había sido resuelta por el tribunal constitucional (Corte Constitucional)”.

Además, explica a sus lectores que la imagen de la JEP ante los colombianos ha empeorado, debido al grave caso de corrupción donde uno de los fiscales fue capturado con 500.00 dólares, que hacían parte de un soborno.

Asimismo, The Economist señala que este ataque de Duque a la JEP lo ha ayudado a recuperar su buena imagen, “que se desplomó el año pasado cuando (su gobierno) propuso el incremento al IVA”.

El diario británico, por último, explica que ahora la decisión pasará por el Congreso y la Corte Constitucional, dando como opción que no acepten sus objeciones, lo que lo forzaría a firmar la ley, “lo que sería una humillación para él”.