La subsecretaria del Ministerio de Salud de Chile, Paula Daza, informó en rueda de prensa que el primer caso de la nueva cepa de coronavirus, hallado en Reino Unido hace algunos días, se detectó por la prueba PCR que se hizo una mujer, proveniente de Madrid, España.

De acuerdo con Daza, la mujer a la que le hallaron la nueva cepa del COVID-19, que podría ser entre 50 % y 70 % más contagiosa, llegó a Santiago de Chile el 22 de diciembre a las 6:35 de la mañana; una semana antes, ella estuvo en Londres, Inglaterra, visitando unos familiares.

El mismo día que arribó a Chile, la mujer tomó un vuelo a la ciudad de Temuco, y se aisló en una comuna con varios familiares, indicó la funcionaria. El resultado positivo se conoció el 23 de diciembre, por lo que desde ese día se le hace seguimiento a la mujer, y a los otros pasajeros que iban el vuelo nacional.

“El análisis corresponde a la cepa encontrada en el Reino Unido. […] Se tomaron todas las medidas de alerta y esta persona se encuentra trasladada en el hospital de su comuna para ser vigilada de forma estricta por personal de salud. También sus contactos estrechos”, expresó Daza.

Chile toma medidas tras detectar primer caso de nueva cepa de coronavirus

Tras entregar la información, el Ministerio de Salud de Chile indicó que a partir del 31 de diciembre todos los pasajeros —chilenos y extranjeros residentes en Chile— que ingresen a ese país deberán aislarse obligatoriamente, por 10 días.

Esa cuarentena se podrá romper al séptimo día del aterrizaje, solo si el viajero tiene una prueba PCR con resultado negativo, indicó la subsecretaria, como se escucha a continuación:

Primer caso de nueva cepa de coronavirus en Sudamérica

Desde que Reino Unido alertó de la variación del COVID-19, que hasta ahora no se ha comprobado que sea más mortal, no se conocía de ningún caso en Sudamérica.

Algunos países de la región, incluido Colombia, restringieron los vuelos desde y hacia ese territorio europeo para prevenir.

Asimismo, países como Bélgica e Italia también aislaron al Reino Unido para evitar una propagación mayor del coronavirus, que ya afectó gravemente a Europa.