Douglas Rico, director de esta entidad, confirmó que los responsables de los crímenes contra el menor fueron Francisco Acosta, de 70 años, y su hija Adriana José Acosta, de 27 años.

De acuerdo con RCN Radio, el pequeño fue llevado con vida hacia un hospital cercano a su sitio de residencia pero no sobrevivió.

Según el parte médico entregado por el hospital, el menor ingresó con hematomas en varias partes de su cuerpo; sin embargo, tras un chequeo general, se pudo identificar que también presentaba “desfloración ano rectal”, por lo que se confirmó que fue violado, agregó la emisora.

Al llegar al establecimiento médico, la madre del menor manifestó que el niño había sufrido varios golpes mientras se encontraba jugando con un vecino, relato que luego fue desmentido por las autoridades venezolanas, quienes informaron que el menor falleció por causa de un golpe en la región abdominal.

En medio de la investigación del crimen del menor la madre confesó haberlo asesinado luego de propinarle varios golpes “porque no le hacía caso”, por lo que fue detenida por las autoridades de manera inmediata; acto seguido, el abuelo del menor también confesó que lo había violado.