Al parecer, la niña, que viajó a la isla con su mamá y hermanos, ingirió MDMA (siglas del nombre técnico de esa droga) y debido a su gravedad fue trasladada en helicóptero a la UCI de otro hospital de Mallorca, la principal isla del archipiélago de las Baleares.

La Guardia Civil está realizando una investigación para determinar las causas del incidente y creen que los hechos habrían ocurrido mientras la pequeña jugaba en un parque infantil ubicado en Puig d’en Valls.

Luego, la niña rusa encontró la droga en el piso (una pastilla naranja) y se la llevó a la boca inocentemente. Minutos después empezó a sentirse mal y fue trasladada al Can Misses.

Ibiza, una pequeña isla de apenas 570 kilómetros cuadrados, es un importante polo turístico que recibe cada año a millones de visitantes, muchos de ellos extranjeros, con una intensa vida nocturna en algunos lugares.