Funcionarios de la escuela primaria Forest Hills en Walterboro llamaron al 911 (línea de emergencia) el pasado lunes e inicialmente dijeron que la niña se había desmayado y que estaba inconsciente, pero respirando en enfermería de la institución, publica Miami Herald.

Debido a que los centros médicos de Walterboro no tenían los equipos suficientes para tratar a la menor, fue trasladada en avión al hospital Charleston en Carolina del Norte, donde le encontraron graves heridas, explica el diario estadounidense.

Según el informe del sheriff del condado de Colleton sobre el incidente, ni los profesores ni los empleados del colegio explicaron cómo fue la agresión o por qué el niño que la atacó lo hizo. Lo único que se detalló es que ese estudiante no utilizó un arma y que cursaba con ella quinto grado, señala Miami Herald.

Raniya era una estudiante maravillosa. A ella le encantaba escribir, pasar tiempo con sus amigos, jugar al baloncesto y le encantaba ser la hermana mayor. Participó activamente en su iglesia”, dijo Sean Gruber, portavoz de la escuela, citado por el mismo medio.

El menor agresor, que no identificaron por su seguridad, fue suspendido de la institución educativa y aunque todavía no hay cargos en contra de él o la institución, se adelanta una investigación criminal, finaliza Miami Herald.