Un trabajador inmigrante filipino, que debía cumplir con las reglas de cuarentena para viajeros, que obligan a un aislamiento de 14 días en casa o en un hotel, deberá pagar un poco más de 12 millones de pesos colombianos por haber permanecido apenas ocho segundos en el pasillo del hospedaje.

De acuerdo con información de CNN en Español, el sancionado estaba en un hotel de la ciudad de Kaohsiung y fue reportado al Departamento de Salud por personal del negocio.

Aunque la medida suena un poco extrema, son precisamente este tipo de acciones las que ha sumado al control de la pandemia en la isla asiática, en donde hasta hace dos días se habían reportado un total de 716 casos de COVID-19 y tan solo 7 muertes, según datos de la Universidad John Hopkins.  

El éxito en el manejo de la emergencia sanitaria en Taiwán también se atribuye a la velocidad para examinar viajeros desde que se identificó el virus en el mundo, pruebas masivas y “un rastreo de contactos rápido y efectivo”, destaca CNN en Español.