En medio de una teleconferencia, la viceprimera ministra Tatiana Golíkova confirmó que los ciudadanos que reciban la vacuna Sputnik V contra el coronavirus no podrán ingerir licor durante más de un mes, informó La Nación.

“Los vacunados deben reducir la ingesta de medicamentos y alcohol, que podrían inhibir el sistema inmunológico dentro de los primeros 42 días después de recibir la primera dosis”, precisó la funcionara en declaraciones recogidas por este medio.

Golíkova, citada por el impreso, puntualizó que las personas inoculadas también tendrán que evitar los lugares públicos durante ese mismo periodo, mientras reciben la segunda dosis del antídoto.

Aunque en los últimos días han aumentado los contagios diarios en Rusia, Serguei Sobianin (alcalde de Moscú) reiteró que los primeros vacunados serán los habitantes que pertenecen a los grupos de mayor riesgo, agregó el rotativo.

Cómo funciona la vacuna Sputnik V

La vacuna se encuentra actualmente en la tercera y última fase de ensayos clínicos en los que participan 40.000 voluntarios. Asimismo, sus desarrolladores anunciaron el mes pasado que el tratamiento tiene una tasa de eficacia del 95 %.

De acuerdo con las autoridades sanitarias rusas, este antídoto contra el COVID-19 es de tipo “vector viral” y utiliza dos adenovirus humanos. De igual manera, se administra en dos dosis con 21 días de diferencia.