Pero debido al coronavirus y la falta de transporte público para evitar la propagación del brote, la mujer y su esposo decidieron caminar cientos de kilómetros, sin pensar que el bebé podría nacer en cualquier momento, publica a agencia ANI.

“Después de que ella dio a luz, descansamos durante dos horas y luego caminamos por al menos 150 kilómetros”, expresó a la agencia de noticias india el esposo Shakuntala, Rakes Kaul, sobre los hechos ocurridos el pasado martes.

Fue cuando llegaron a la frontera con Bisajan que consiguieron ayuda. Allí, les consiguieron un medio de transporte para ayudarles a llegar a su destino y recibir atención médica, explicó al mismo medio el doctor AK Ray.

“Llegamos a saber que la administración en la frontera les organizó un autobús, cuando llegaron a Unchehara los trajimos aquí. Todos los chequeos se han realizado, tanto la madre como el bebé están bien”, agregó el médico a ANI.

India, de acuerdo a los reportes más recientes, está cerca de los 82.000 casos confirmados de COVID-19 y tiene 2.649 muertes relacionadas.