Ocurrió exactamente 30 días después de que Ferreyra, de 43 años, fue brutalmente atacada por ladrones en la ciudad de San Francisco, de la provincia de Córdoba, en Argentina, publica el canal Telefé.

Los delincuentes la golpearon en la cabeza el pasado 25 de octubre, lo que le produjo un hematoma en el cerebro que la dejó en coma, explica el mismo medio.

Afortunadamente, 15 de la agresión, una tomografía demostró que la argentina, madre de 3 niños, volvía a tener actividad actividad neurológica, añade el canal argentino.

Pero el milagro, como lo definen muchos, acontenció el pasado domingo cuando, en una visita, una de sus hijas, la más pequeña, le pidió que la amamantara, haciendo el ruido con su boca con el que solía demostrarle que tenía hambre, detalla Telefé.

Esto hizo que la mujer despertara del largo coma y la alimentara. “Se levantó la bata y le dio la teta”, dijo Martín Delgado, esposo de María Laura, a ese medio.

“De ahora en más empieza todo lo bueno, va a poder estar con sus hijos”, añadió Martín a Telefé luego de explicar que su pareja todavía no está consciente completamente, pero que ese momento le demostró que está mejorando porque, además, acarició a la bebé.

A continuación, el informe de Telefé: