Matthews falleció el pasado 13 de enero, tan solo un día después de dar positivo en la prueba del coronavirus, publica la cadena BBC.

Ahora, Tristan Copeland, primo de Matthews, quien fue hallado sin vida en su apartamento, dice que parte de la culpa de esa muerte pertenece al grupo negacionista del COVID-19 y que creen en otras teorías conspirativas.

Copeland le explica a la cadena británica que su primo, desde hace un par de años, era un miembro activo de un grupo de Facebook que en los últimos meses aseguró que la pandemia era un invento.

“Ojalá estas ideas no se hubieran apoderado de su vida”, dijo al mismo medio.

Incluso, Tristan Copeland aseguró a la BBC que integrantes de ese grupo estaban presionando a la familia de Matthews para que le hicieran una autopsia, a pesar de que la causa de la muerte ya había sido confirmada por su padre, el forense y el hospital que se llevó su cuerpo: fue por COVID-19.

“Creo que sin duda fueron cómplices de la muerte de Gary… Lo alentaron a que no usara tapabocas y creo que si hubiera estado usando uno, si hubiera estado bloqueando al virus, si no hubiera ido a trabajar, creo que habría tenido una mayor protección, creo que estaría vivo hoy”, agregó Copeland.

El familiar del negacionista también explicó que Gary Matthews, quien sufría asma, había estado con varios síntomas una semana antes de aceptar ir a hacerse la prueba, pues sus padres se lo estaban rogando.

“Dio positivo y le dijeron que se fuera a casa y se aislara, lo que hizo, y creo que murió a la mañana siguiente… Ojalá me hubiera mantenido más en contacto con Gary; hablé más con él durante los últimos seis meses. Su cumpleaños fue el 10 de enero y falleció el 13”, finalizó Copeland en la BBC.

Hasta la fecha, Reino Unido acumula más de 100.000 muertes por coronavirus, entre los 3,7 millones de contagiados.