De acuerdo con el diario Tampa Bay Times, el triste suceso ocurrió en un refugio para peatones en Anderson Park, cuando el padre, de 46 años, le enseñaba a su hija a parquear su camioneta.

A bordo de una gigante Ford F-150, modelo 2017, la joven en vez de poner el auto en reversa, lo dejó en avanzar y cuando aceleró golpeó a su padre, quien se había bajado para guiarla, informa el mismo diario.

La adolescente, de la cual no revelaron su nombre, aceleró accidentalmente de manera brusca y atropelló a su papá, presionándolo contra un árbol, detalla el rotativo estadounidense.

La joven, desesperada, trató de auxiliar a su padre y llamó al número de emergencias. Aunque lograron trasladarlo a un centro médico, sobre las 8:00 de la noche de ese martes fue declarado muerto por hospital AdventHealth North Pinellas, agrega Tampa Bay Times.