De acuerdo con el portal Life, la mujer falleció este miércoles 2 de diciembre en una casa ubicada en la aldea Ivanovka, en la provincia de Moscú, durante un ‘streaming’ de su novio, Stanislav Reshétnikov, más conocido como ‘Reeflay Panini’.

Ese medio explica que Reshétnikov y su pareja, identificada como Valentina Grigórieva, de 26 años, estaban cumpliendo retos a los espectadores mientras bebían alcohol. Todo esto a cambio de donaciones.

En un momento, el bloguero le roció gas pimienta en los ojos, por lo que Grigórieva empezó a gritar y pidió en varias ocasiones agua. Luego, el sujeto la sacó de la casa, a pesar de que ella estaba en ropa interior, detalla Life.

La joven le imploró que la dejara entrar, pero Reshétnikov no lo permitió y la dejó a la deriva, con mucho frío, durante horasCuando decidió abrirle la puerta, la joven ya estaba inconsciente.

Los médicos, llamado por el propio bloguero, que llegaron posteriormente confirmaron su muerte y según la versión preliminar, falleció por hipotermia, indica el mismo medio.

A pesar del tenso momento que se estaba viviendo, Reshétnikov nunca terminó la transmisión en vivo, por lo que los espectadores pudieron ver a detalle todo lo que ocurrió, indica por su parte Ren TV.

Incluso, lograron ver cómo el bloguero entró el cuerpo de su novia  y le pregunta varias veces si está viva, mientras que asegura a sus seguidores que ella “no tiene pulso”.

Aunque el video fue publicado en YouTube, posteriormente fue borrado. Sin embargo, hay algunos clips que la página de Telegram de Baza compartió, como uno en el que se ve a unos médicos llegar a la casa.

El canal de Telegram Baza informó que la joven, procedente de la ciudad de Krasnodar, tenía una relación con Reshétnikov de un año y no era la primera vez que aparecía en sus transmisiones. Además, aparentemente estaba embarazada, pues ella misma lo insinuó en un ‘streaming’ pasado mostrando su abdomen. Por ahora la policía no ha confirmado esta información.

Baza agrega que al bloguero le ofrecieron 1.000 dólares para que expulsara a Valentina de su casa, pero Reshétnikov afirmó a las autoridades que la echó a la calle para que “no apestara” el lugar porque tenía una “infección intestinal”.

El propio ‘streamer’ afirmó en Ren TV que se siente de manera “extraña”, explicó que no hizo nada malo y aseveró que fue él quien llamó para que llegara una ambulancia. Además, dijo que la causa de la muerte de Valentina pudo darse por sobredosis.

La investigación sigue en curso, mientras que Reshétnikov no fue detenido, mientras un examen establece la causa de la muerte de Valentina Grigórieva, finaliza el canal ruso.