A unos 25 metros de altura, el menor decidió aventurarse a tocar el cable de electricidad, reportó RT en Español. “¡Mira lo que puedo hacer!”, le dijo a uno de sus compañeros, que estaba a su lado.

Sin embargo, ni siquiera logró su objetivo. En cambio, se electrocutó y las llamas lo rodearon. Murió de inmediato, detalló el medio.

El joven quedó colgando. El fuego lo quemó un par de veces más, hasta que, finalmente, su cuerpo cayó al piso.

El artículo continúa abajo

Un transeúnte grabó la estremecedora escena con su celular. En el video, al parecer, maldice con su acompañante, consternados por lo sucedido.

Precaución: las siguientes imágenes pueden herir susceptibilidades.