Arreaza, que es uno de los principales funcionarios del oficialismo, señaló en la emisora que están dispuestos a iniciar nuevamente los diálogos diplomáticos con el Gobierno de Iván Duque, sobre todo por el tema de la pandemia del COVID-19.

De acuerdo con el canciller, la idea es que los ministerios de Salud de ambos países trabajen de manera unánime para controlar la propagación del virus en los pasos fronterizos, donde se han registrado cientos de contagios.

“Venezuela no quiere que las relaciones estén en ese nivel de agresividad. Ojalá pudiéramos coordinar con las autoridades sanitarias colombianas todo lo relacionado con el coronavirus y organizar mejor el tema del retorno de los migrantes”, aseguró este miércoles.

El diplomático, adicionalmente, afirmó en el espacio radial que hasta el momento nunca ha tenido ningún tipo de comunicación con Claudia Blum, desde que Duque la nombre Canciller de Colombia.

Las declaraciones de Arreaza se dan un día después de que se conociera el deterioro y el completo estado de abandono del edificio donde funcionaba el consulado venezolano en Bogotá. Según el régimen, el inmueble fue objeto de “saqueo y vandalización”.

El domingo pasado, de igual manera, Nicolás Maduro le hizo un llamado a Duque para que unan fuerzas y combatan la pandemia del coronavirus en ambas naciones. “Si estuviéramos actuando juntos nos iría mucho mejor”, enfatizó en rueda de prensa.

Colombia y Venezuela, que comparten una amplia frontera de más de 2.000 kilómetros, no tienen relaciones diplomáticas después de que Maduro las rompiera en febrero de 2019, cuando el líder opositor, Juan Guaidó, intentó ingresar al vecino país varias toneladas de ayuda humanitaria desde Cúcuta.