El perro que mordió al empleado de seguridad se llama Major, y fue adoptado por los Biden en 2018, informa Daily Wire, que señala que ese perro y su compañero fueron llevados al estado de Delaware, sitio de residencia de Joe Biden.

Un informe sobre la conducta de los dos perros apunta a que ladraban, amenazaban con atacar y, en el caso de Major, mordían, y el problema era que los dos caninos se paseaban por los jardines de la Casa Blanca sin correa y sin bozal.

De hecho, el presidente Biden se rompió un pie al tratar de atajar a Major, luego de salir de la ducha.

De acuerdo con CNN, Major tiene tres años y es el menor de los perros, mientras que Champ, el otro can, tiene 13 años y su avanzada edad también lo puede volver agresivo.

Major es un perro de rescate que fue adoptado por los Biden en una perrera en su natal Delaware, y fue adquirido con el fin de acompañar y mantener activo a Champ: “Los dos perros se la llevan bien”, señala, el presidente de Estados Unidos, lo cual es otra de las razones para que a ambos los retiraran de la Casa Blanca.

Este video de la cadena KPRC registra la noticia del retorno de los perros a la casa de los Biden en Delaware.