La ministra de Educación, Lucia Azzolina, salió al paso de informaciones difundidas por algunos medios y dijo que “no se ha tomado aún ninguna decisión” y que se ha pedido al comité científico que asesora al gobierno sobre esta crisis que “profundice” sobre esta posible medida.

“Veremos si esta decisión [la de cerrar los colegios] es proporcional al panorama epidemiológico que estamos viviendo”, señaló Azzolina a los periodistas.

El cierre de los establecimientos escolares y superiores era una de las medidas que había recomendado el comité científico creado por el gobierno de Giuseppe Conte y que incluye, entre otras cosas, también que no haya público en todos los eventos deportivos, incluido el campeonato de fútbol, o la ampliación de la “zona roja” en cuarentena en el norte del país.

Los colegios y universidades estaban ya cerrados desde hace 13 días en las regiones de Emilia Romaña, Lombardía y Véneto, las más afectadas por la epidemia de coronavirus que ya ha causado más de 2000 contagios y 79 fallecimientos en Italia.