La compañía British Airways (BA) informó este miércoles que suspendió, con “efecto inmediato”, todos sus vuelos a China continental debido al coronavirus, que ya ha causado la muerte de 132 personas y casi 6.000 están infectados.

La aerolínea, parte del grupo aéreo IAG, señaló que tomó la decisión después de que el ministerio británico de Exteriores recomendase no viajar a China a menos que sea “esencial”.

“Hemos suspendido todos los vuelos hacia y desde China continental con efecto inmediato” tras la recomendación del Foreign Office, indicó BA en un comunicado, y recalcó que la seguridad de sus pasajeros y de su tripulación es “siempre” su prioridad.

“Los clientes que estén por viajar hacia y desde China en los próximos días pueden encontrar más información en (la página digital) ba.com”, precisó la aerolínea en su nota.

La compañía opera vuelos diarios a Pekín y Shanghái desde el aeropuerto londinense de Heathrow, el de mayor tráfico en Europa.

El gobierno del Reino Unido está trabajando, según han indicado los medios, en un plan para repatriar a los británicos —unos 200— que estén en la provincia china de Hubei.

Las autoridades sanitarias británicas y agentes de inmigración empezaron hace unos días a localizar a unas 2.000 personas que llegaron al Reino Unido de Wuhan, la ciudad china donde empezó el brote del nuevo coronavirus, en las últimas dos semanas.

Hasta ahora, no se ha declarado ningún caso de coronavirus en el Reino Unido, pero el Gobierno no ha descartado esa posibilidad aunque ha dejado claro que el riesgo para la población es “bajo”.

Las autoridades británicas habían dispuesto hace unos días la apertura de una zona especial en el aeropuerto de Heathrow por la que deben pasar los pasajeros que lleguen de la ciudad china de Wuhan, donde estalló el brote, como medida de precaución.

Entretanto, la aerolínea estadounidense United Airlines anunció este martes que reducirá sus vuelos a China desde Estados Unidos debido a la gran caída en la demanada por la epidemia del nuevo coronavirus.

“Debido a una baja significativa en la demanda de viajes a China, suspenderemos algunos vuelos entre nuestras ciudades nodo y Pekín, Hong Kong y Shanghái a partir del 1 de febrero y hasta el 8 de febrero”, dijo la compañía en un correo electrónico.

“Continuaremos vigilando la situación mientras se desarrolla y ajustaremos nuestro cronograma según sea necesario”, agregó.

Las cancelaciones se producen un día después de que Washington instara a los ciudadanos estadounidenses a “reconsiderar” planes de viaje a China, y afectarán a rutas que tienen origen en San Francisco, Chicago, Newark y Nueva Jersey.

China también recomendó a sus ciudadanos evitar viajes al extranjero que no respondan a motivos de fuerza mayor.

Además, la compañía aérea rusa Ural Airlines, que viaja a  Munich, París y Roma, anunció este miércoles la suspensión de todos sus vuelos hacia Europa debido a la propagación del nuevo coronavirus que se expande en China.

“Debido a la situación epidémica en China y con la implementación de medidas restrictivas por parte de las autoridades chinas y la agencia de turismo rusa destinada a turistas chinos y rusos, Ural Airlines se ve obligada a cancelar una serie de vuelos hasta al final del invierno “, anunció la compañía a la agencia pública de noticias rusa TASS.

Los vuelos hacia Europa de Ural Airlines, compañía con sede en Ekaterinburgo, en los Urales, “tradicionalmente utilizados por grandes grupos de viajes organizados desde China”.

Los turistas chinos utilizan masivamente los aeropuertos rusos como punto de tránsito hacia Europa.