La erección de este paciente fue provocada por coágulos de sangre que quedaron atrapados en su pene y que los médicos tuvieron que drenar con una aguja, informó Daily Mail citando a The American Journal of Emergency Medicine.

Según el diario británico, la coagulación de la sangre (o trombosis) “ha sido reportada como una complicación peligrosa en hasta un tercio de los pacientes contagiados de coronavirus“.

The Sun explicó que cuando hay bloqueos de coágulos en las venas o arterias, estos “pueden desencadenar ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares fatales”.

El mismo rotativo añadió que esos coágulos también pueden conducir al priapismo, una erección prolongada y dolorosa que se experimenta sin estimulación sexual. Esto fue justamente lo que le ocurrió al paciente francés.

Ambos medios señalaron que esta es la primera vez que los médicos reportan un caso de priapismo como efecto secundario del coronavirus. Asimismo, indicaron que los doctores aún desconocen por qué algunos pacientes de COVID-19 presentan coágulos de sangre.

Sobre el francés, Daily Mail informó que el paciente finalmente se recuperó y fue dado de alta; por fortuna, desde que salió del hospital, no ha sufrido de priapismo.