Este es uno de los primeros eventos masivos que se llevan a cabo en la capital francesa luego de controlar la propagación del COVID-19. No obstante, la mayoría de las personas no respetaron las medidas preventivas, indicó el diario Le Figuero.

El impreso, de igual manera, señaló que las aglomeraciones no solo se presentaron en la Plaza Villemin, sino que también se extendieron por varios lugares de la ciudad, principalmente cerca de la rue de Paradis (una de las calles más tradicionales de París).

En las imágenes, difundidas en las diferentes redes sociales, se puede apreciar a miles de personas bailando en las calles sin tapabocas y sin acatar el distanciamiento social correspondiente.

“Esto no es en absoluto lo que implica el llamado desconfinamiento ‘progresivo’. Entiendo que la el festival de música es liberador, pero ¿no podríamos evitarlo este año? La reanudación de la epidemia también sería catastrófica a nivel psicológico”, manifestó Gilbert Deray, director del Hospital de la Pitié-Salpêtrière, en Twitter.

Pese a que la pandemia está actualmente controlada, en Francia todavía, según el último informe de la Universidad Johns Hopkins, se registran 92.869 casos de contagio activos asociados al coronavirus.