De acuerdo con el canal 9 News, Craw, de 32 años, falleció el pasado jueves 21 de enero sobre las 5 de la tarde en las playas de la ciudad de Port MacDonnell, en el sur de Australia, cuando hacía ‘snorkeling’ (careteo).

“Es imposible describir nuestro dolor y conmoción… Deseamos que todo esto fuera un mal sueño. También es imposible explicar el agujero que esto dejará en la vida de todos los familiares y amigos que aman a Duncan”, dijo la familia de Craw en un comunicado citado por el mismo medio.

Craw, quien era gerente de operaciones en una empresa de contratación agrícola, sobresalía por ser “extremadamente trabajador y dedicado”, explicó su familia.

El día de la muerte de Duncan, su esposa y novia desde el colegio, llamada Taylia, le tomó una foto a Levi, su hijo, que estaba jugando con una pala y la arena en la orilla de la playa.

Foto revela últimos momentos con vida de hombre devorado por tiburón
Foto revela últimos momentos con vida de hombre devorado por tiburón

La mujer nunca se imaginó que esa sería la última foto de su esposo, pues a lo lejos se ve pequeña una mancha negra. Es Craw haciendo careteo.

“A Duncan le encantaba bucear con esnórquel y aceptó los peligros que podría enfrentar en el océano… Tuvo muy mala suerte esta vez”, añadió su familia en el comunicado.

La ropa desgarrada del hombre de 32 años llevó a creer a la policía de Port MacDonnell que la muerte se debió al ataque de un tiburón blanco que había sido visto en el área, sin embargo, ahora tienen la hipótesis que falleció “por un episodio médico fatal” antes de ser devorado por el tiburón.

Una cosa que nos reconforta es saber que Duncan ya estaba en paz”, dijo a 9 News sobre esta hipótesis su cuñado, Bret Trigg.