Se trataría de los bajos niveles de vitamina D que encontraron en los cuerpos de las víctimas mortales del virus, según la investigación del grupo de científicos de la Queen Elizabeth Hospital Foundation Trust y la Universidad de East Anglia del Reino Unido, destaca Infobae.

Pese a que son estudios preliminares y las indagaciones no cuenta con el aval otorgado por la revisión de sus pares, sí estaría contribuyendo a los avances para comprender la estructura del coronavirus, añade el medio argentino.

Las pruebas para este análisis científico se hicieron con los cuerpos de algunas de las personas que murieron en Europa por la pandemia.

“La investigación comparó los datos preexistentes de los niveles promedio de vitamina D en 20 países europeos con las tasas de infección y mortalidad por coronavirus. La cantidad promedio de vitamina D en las muestras de suero fue de 56.79 nmol/L, mientras que cualquier valor por debajo de los 30 nmol/L se consideró ‘severamente deficiente’”, de acuerdo con RT.

Presuntamente, esta investigación estaría encaminada con otros estudios donde demuestran que tener altos niveles de vitamina D reduce los riesgos de infecciones respiratorios como gripa, tuberculosis y asma, menciona Semana.

Además, ese mismo informe detalla que la población más vulnerable por la falta de esta vitamina son los adultos mayores, lo que implica que sean las principales víctimas, agregan ambos medios.

Finalmente, estos científicos consideran que pueden recomendar a los ciudadanos “suplementos de vitamina D para protegernos contra la infección por SARS-CoV2”, indica el medio español.