“En las últimas horas se identificó una falla en el sistema de información de la plataforma de visas electrónicas colombianas”, informó la Cancillería en un escueto comunicado en el que no especifica qué datos se vieron afectados.

Sin embargo, La Silla Vacía documenta que este fallo expuso la fotografía, el número de pasaporte, el puesto de trabajo, las fechas de nacimiento y otro tipo de información personal, de los extranjeros, incluidos menores de edad.

Fue un ciudadano europeo quien al seguir la URL que proporcionaba el código QR que figuraba en su visa se dio cuenta de que con solo cambiar los últimos dígitos del enlace, podía acceder a los visados expedidos a otras personas.

Ese medio asegura que la Cancillería no reaccionó hasta que periodistas se lo advirtieron, pese a que la persona que lo descubrió ya lo había advertido.

El proceso de solicitud de visa se lleva a cabo a través de la web del ministerio que, al concederlo, envía un documento adjunto al correo de la persona solicitante incluyendo un código QR que redirige a un dominio con la visa que se adjunta en el e-mail.

Ese documento incluye una fotografía de la persona solicitante, el número de la visa (que coincide con el documento de identificación para extranjeros), el número de pasaporte, la fecha de nacimiento, la nacionalidad y la posición laboral de la persona; datos que han quedado públicos debido al fallo de seguridad.

Tras la denuncia, como pudo comprobar Efe, la página de la Cancillería se mostraba “en mantenimiento”.

La ley colombiana protege la privacidad de los datos, y prohíbe su divulgación sin autorización, sin embargo, ahora han quedado expuestos y con un acceso muy sencillo.