Morales, que estaba en Buenos Aires desde diciembre en calidad de refugiado, partió desde el aeropuerto internacional de Ezeiza de Buenos Aires, aunque, según la prensa local, regresará a la capital argentina el próximo domingo.

Morales adelantó días atrás que tiene planeado regresar a Bolivia en una fecha aún no fijada después del rotundo triunfo de su delfín político Luis Arce en las elecciones presidenciales del domingo pasado.

“Todavía no está programado mi retorno a Bolivia”, dijo el miércoles, mientras que el presidente argentino Alberto Fernández se manifestó dispuesto a acompañarlo.

Morales renunció a la presidencia de Bolivia el 10 de noviembre de 2019 tras perder apoyo de las fuerzas armadas en medio de las denuncias de fraude.

Primero viajó a México y luego se asiló como refugiado en Argentina a partir de la asunción del peronista Alberto Fernández, el 10 de diciembre.