Mi padre (François Pinault) y yo hemos decidido desbloquear (…) una suma de 100 millones de euros para participar en la reconstrucción completa de Notre Dame“, aseveró François-Henri Pinault, cuya familia posee un conglomerado y es una de las más ricas del mundo.

Esta tragedia golpeó a todos los franceses y a todos quienes están vinculados a los valores espirituales. Frente a un drama como este, todo el mundo desea volver a dar vida a esta joya de nuestro patrimonio“,  añadió el también presidente del ‘holding’ familiar y del grupo de lujo Kering.

François Pinault, de 82 años, fue el fundador del imperio Kering y actualmente es la tercera fortuna más importante de Francia. La empresa se fundó en 1992 y desde 2003 la dirige François-Henri Pinault. Se estima que su familia ha logrado amasar al menos 30.500 millones de dólares.

François Pinault se convirtió en un influyente coleccionista de arte contemporáneo en el mundo, tras haber sido uno de los empresarios más poderosos del país.