“Eslovenia tiene hoy el mejor cuadro epidemiológico en Europa, lo que hace posible poner fin a la epidemia”, dijo el primer ministro conservador Janez Jansa, según la agencia de noticias eslovena STA.

En la pequeña república de dos millones de habitantes -fronteriza con Italia, Austria, Hungría y Croacia- se detectó a principios de marzo el primer caso de la enfermedad, que ha causado 103 fallecidos, y en la actualidad hay 1464 casos.

Según el ministerio de la Sanidad, en los últimos 14 días hubo solo 35 nuevos contagiados y el número reproductivo del coronavirus es menor a uno.

Hasta ahora, los ciudadanos de la UE estaban obligados a pasar una cuarentena, una medida que se sigue exigiendo a ciudadanos provenientes de fuera del bloque comunitario.

“Personas que entran en el país y tienen residencia permanente o temporal en Eslovenia o en algún otro país de la UE, y no estuvieron fuera del espacio de la UE más de 14 días, solo se les dará en la frontera advertencias sobre las medidas epidemiológicas contra la propagación del coronavirus”, informó el gobierno.

Solo se niega la entrada a aquellos ciudadanos de la UE que tienen claros síntomas o se declaran ellos mismo enfermos de la COVID-19.

El fin de las medidas legislativas excepcionales por la epidemia no impiden que se sigan aplicando medidas de prevención, como mantener la distancia de seguridad y llevar mascarilla en espacios cerrados, debido al riesgo de rebrote

Con este anuncio, según Euronews, ya no se extenderán las ayudas económicas a los ciudadanos hasta que termine junio, sino que irán hasta finales de mayo.