Hubbard, ahora profesor adjunto de aeronáutica y astronáutica en la Universidad de Stanford, señaló que también será importante de cara al futuro poner en cuarentena a las muestras de rocas espaciales que se traigan de la Luna o Marte (o cualquier otro planeta), además de hacer severos procedimientos de desinfección.

En una nota publicada en la página web de la Universidad de Stanford, el extrabajador de la NASA mostró esa preocupación, mientras el mundo sufre por la pandemia del coronvirus, que ya acabó con la vida de más de 300.000 personas.

“He escuchado de algunos colegas en el área de vuelos espaciales humanos que pueden ver cómo, en el entorno actual, la ciudadanía podría volverse más preocupada por la llegada de algún microbio, virus o contaminación extraterrestre”, explicó Scott Hubbard, exdirector del Centro de Investigación Ames de la NASA.

El experto recordó que desde el inicio de los viajes espaciales se planteó la posibilidad de alguna contaminación con  patógenos tanto de la Tierra al exterior, como del espacio hacia nuestro planeta, publica la Universidad de Stanford.

Hubbard agregó que aunque cree que es poco probable las rocas que se traen desde Marte para ser estudiadas pueden infectar a la Tierra, deberían tratarlas “como si fueran el virus del Ébola hasta que se demuestre que son seguras”.

Por último, el profesor sugiere una “protección planetaria” o una “cuarentena planetaria” para evitar la contaminación biológica cruzada de los cuerpos planetarios.

De acuerdo con Fox, la NASA tiene previsto lanzar a Marte su vehículo (no tripulado) rover Perseverance el próximo 17 de julio de 2020, cuya misión será detectar si hay evidencia de vida antigua y recolectar muestras de roca y tierra para un posible regreso a la Tierra.