Entre los artículos que se hallaron dentro del estómago de la ballena de 4,7 de largo figuran 16 sacos de arroz, una lona de plástico utilizada en las plantaciones de banano y bolsas de mercado.

La autopsia fue realizada este domingo por personal de la Oficina de Pesca y Recursos Acuáticos de la provincia, dirigida por la doctora Elaine Belvis y el biólogo marino Darrell Blatcheley.

Es muy desagradable y desgarrador“, dijo. “Hemos realizado necropsias en 61 delfines y ballenas en los últimos 10 años y esta es una de los más grandes (cantidades de plástico) que hemos visto“.

No podía nadar sola, estaba demacrada y débil“, dijo, por su parte, la directora de la oficina regional, Fatma Idris.

Se trata de la mayor cantidad de plástico encontrada en una necropsia realizada en ese centro a una ballena, que ingieren erróneamente el plástico que hay en el mar pensando que se trata de comida, explicaron.

La muerte se produjo pocas semanas después de que la Alianza Global para Incineradores Alternativos publicara un informe sobre la cantidad “sorprendente” de plástico de un solo uso en Filipinas, que incluye casi 60 mil millones de sobres al año.

Este país tiene leyes estrictas sobre la eliminación de basura, pero los ecologistas dicen que están mal implementadas.

El problema también afecta a los vecinos del archipiélago, pues un cachalote que murió en Indonesia el año pasado con casi 6 kilogramos de residuos plásticos descubiertos en su estómago.

En Tailandia, una ballena también falleció el año pasado después de tragar más de 80 bolsas de plástico. Una tortuga verde, una especie protegida, sufrió el mismo destino en 2018.