De acuerdo con el portal Euronews, Alshehi, primero, quiere remolcar un pequeño iceberg antes de que acabe este año hasta Ciudad del Cabo (Sudáfrica) o hasta Perth (Australia), a modo de ensayo para ver cómo le va en su idea de trasladar bloques de hielo mucho más grandes hasta las costas de los Emiratos Árabes Unidos.

El gran proyecto está valuado en 150 millones de dólares y busca abastecer de agua dulce y potable a cerca de un millón de árabes por un periodo de hasta 5 años, incluso produciendo un posible y favorable cambio climático a largo plazo, explica el mismo medio.

Alshehi intentará arrastrar unos 8.800 kilómetros un iceberg de 2 kilómetros de largo por 500 metros de ancho, que está ubicado cerca de la isla de Heard, en la Antártida, con ayuda de barcos remolcadores hasta las costas del emirato de Fuyaira, en el golfo de Omán, detalla el portal europeo.

Según nuestro análisis, será más barato traer estos icebergs que usar agua desalinizada ya que las plantas desalinizadoras requieren de enormes inversiones y significan el bombeo de gigantescas cantidades de agua hacia el golfo, matando peces y la vida marina”, manifestó Alshehi a Euronews.

Los Emiratos Árabes Unidos apenas superan los 120 milímetros, en promedio anual, de lluvias y por ello está en riesgo de sufrir una severa sequía en los próximos 25 años, indica ese medio.

El multimillonario emiratí recordó que en 1975 se emprendió un proyecto parecido que fue abandonado después de 2 años por complicaciones técnicas. Ahora, espera tomar en cuenta esa experiencia fallida y evitar que el iceberg se rompa durante el trayecto asegurándolo con un enorme arco metálico, finaliza Euronews.