De acuerdo con algunas fuentes federales, consultadas por el diario El Tiempo, Washington le notificaría al gobierno del archipiélago que el presidente “legitimo” de Venezuela es Juan Guaidó, principal líder opositor.

El impreso, adicionalmente, indicó que Guaidó estaría dispuesto a comunicarse con las autoridades de Cabo Verde y asegurar que Álex Saab no es ningún diplomático del vecino país, como lo ha manifestado el régimen de Nicolás Maduro.

Aunque no ha tenido la fuerza suficiente para derrocar al oficialismo y muchos no creen en su liderazgo, Estados Unidos le apostará al reconocimiento y apoyo internacional que tiene actualmente el presidente de la Asamblea Nacional para lograr la extradición del barranquillero, enfatizó el rotativo.

“Recordarán que más de 60 países democráticos han reconocido a Guaidó, como España, Francia, el Reino Unido y Alemania; además de la OEA y el Parlamento Europeo”, agregó este mismo medio.

Luego de que la Procuraduría General de Cabo Verde autorizó este martes la extradición, el Tribunal de Apelaciones de Barlavento tendrá la última palabra sobre el traslado del empresario colombiano al país norteamericano.

El gobierno del archipiélago, adicionalmente, confirmó que está dispuesto a ir al Tribunal Internacional de La Haya en caso de que los abogados de Álex Saab decidan llevar el proceso hasta esas instancias internacionales.