Otro de los requisitos del gobierno para aquellos que busquen la residencia en el país bajo la modalidad de asilo es que pueden sostenerse con recursos propios en cuento a salud y vivienda, y que no hagan uso de los servicios que ofrece el país, como cupones para comida o subsidios para comprar casa, informa Univision.

Lo que pretende la nueva regla, según el medio, es que los interesados presenten “la solicitud en un plazo de 15 días a partir de la primera comparecencia ante la corte de inmigración”.

Esta norma, que está alineada con las políticas del presidente Donald Trump en materia de inmigración desde 2017, pretende “limitar al máximo las posibilidades de conseguir asilo a extranjeros que huyen de sus países por razones de raza, religión, nacionalidad” o que pertenecen a ciertos grupos sociales o de ciertas tendencias políticas.

Un abogado experto en temas de inmigración consultado por Univision señala que esta reducción del plazo, por lo cual recomienda que si la intención es pedir asilo, que vengan preparados desde sus países con “evidencias, reportes médicos, reportes de policía y todo aquello que avale sus argumentos”.

Univision publica, además, que en la actualidad existen casi 1,2 millones de casos acumulados en las cortes de inmigración y no se sabe si afectará a las personas que ya presentaron peticiones de asilo y “esperan cita ante un juez de inmigración”.