Durante la charla, el mandatario insistió en continuar las presiones sobre Maduro y “el cartel que dirige la dictadura” venezolana para una transición política en ese país:

“Todos tenemos que decir claramente que ninguna solución en Venezuela puede ser viable con Nicolás Maduro todavía presente. Necesitamos encontrar una salida para él, para que podamos poner en marcha la transición”, dijo Duque después de reconocer que “las cosas han durado más de lo que todos esperábamos, y tal vez han durado más de lo que todos queremos”.

Para Duque, el mantenimiento de Maduro en el Palacio de Miraflores a pesar de las presiones internas e internacionales para que renuncie y deje paso a una transición política no debe leerse como un fracaso diplomático, sino todo lo contrario:

“Cuando miramos donde estamos ahora, vemos que más de 50 países no reconocen a Nicolás Maduro como presidente de Venezuela, y reconocen la Asamblea General y la Asamblea Nacional, y reconocen al presidente interino Juan Guaidó. ¿Considero esto un éxito? Sí, lo considero un grande y muy importante éxito”.

Sobre el proceso de paz

El presidente responsabilizó de los continuos asesinatos de exguerrilleros y activistas sociales a los combatientes disidentes de las Farc, que describió como “puros criminales involucrados en operaciones de narcotráfico”, como los clanes de ‘los Pelusos’ y ‘los Caparros’.

“Estos grupos de narcotraficantes son los que están tomando a los líderes sociales, y son también los que están matando a los excombatientes”, dijo el jefe de Estado de Colombia, que también los vinculó al Gobierno de Maduro.

Las declaraciones de Duque se producen un día después de que la ONU mostrara su preocupación por la inseguridad en las zonas afectadas por el acuerdo de paz en Colombia y los riesgos que esta constituye para el proceso de paz, junto a la irrupción de la pandemia.

“Sin duda, la violencia contra quienes dejaron las armas en el contexto del acuerdo y quienes defienden los derechos humanos y los derechos de las comunidades devastadas por el conflicto sigue siendo la amenaza más grave para la consolidación de la paz en Colombia”, dijo el martes el representante de la ONU para Colombia, Carlos Ruiz Massieu ante el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas que se reunió ayer en Nueva York.

En su intervención hoy ante el laboratorio de ideas neoyorquino, Duque también argumentó que su Gobierno ha aumentado, entre otras cosas, la presencia de la seguridad, así como el número de hectáreas a disposición del plan de reinserción y el número de proyectos activos para promover la reintegración de los exguerrilleros en la vida civil y poner fin a las plantaciones de estupefacientes.