De acuerdo con la cadena abc, cuando Walding tenía 18 años irrumpió en la casa de una mujer, de 35 años y con 2 hijos, que vivía en Boynton Beach y luego de ingresar a la habitación principal con un cuchillo en la mano, amenazó a su víctima, la ató de manos y pies y luego la violó.

Según los documentos del juicio, citados por el mismo medio, el joven le dijo que la mujer “debió ponerle seguro a su puerta porque realmente no quería, pero tenía que hacerlo”, ante la mirada atónita de los presentes.

Walding luego de violar a su víctima, a la cual no identificaron, habló con ella durante varios minutos, mientras mantenía la máscara en su cara. Sin embargo, ella le preguntó que si era su vecino y él lo confirmó quitándose la máscara, explica abc.

En el juicio señaló que “obviamente no fue algo espontáneo, tenía este plan” y que le había ofrecido arreglar el jardín o reparaciones en el hogar en modo de “compensación”, detalla el medio estadounidense.

La mujer rechazó la oferta, pero le dijo que no le iba a contar a nadie lo que había pasado. Cuando Walding se fue confiado, la víctima llamó de inmediato a la policía. Este lunes fue condenado a 50 años de cárcel por los delitos de agresión sexual, falso encarcelamiento y robo o agresión mientras se está armado, publica, por su parte, el portal Complex.