De acuerdo con las autoridades locales, el acusado, identificado como Santos Rubén Martínez Castro, fue capturado este lunes cerca de la localidad de Mescalez en medio de un operativo realizado por la policía nacional de ese país, indicó el diario La Tribuna.

El rotativo, adicionalmente, aseguró que Martínez, líder de una iglesia evangélica, tenía una orden de arresto desde el 15 de noviembre del 2019 impuesta por un juzgado de Yoro, ya que es señalado de abusar sexualmente de su propia hija.

A pesar de que no ha sido procesado por este delito, el impreso hondureño indicó que la víctima, de 12 años de edad, “fue supuestamente violada por el religioso” en reiteradas oportunidades  y “durante varios meses”.

El diario La Tribuna, por último, informó que la Dirección Policial de Investigaciones trasladó el caso al juzgado que ordenó la captura del pastor el año pasado para que continúe el proceso legal en su contra, y sea intervenido por la comisión del delito de violación especial.