Sánchez les comunicó su determinación a los presidentes de las Comunidades Autónomas españolas con los que se reunió este domingo por videoconferencia, informó Efe.

Se bien para la extensión el Ejecutivo necesitará autorización del Congreso, el manejo que se ha dado a la crisis apunta en esa dirección.

En ese sentido, Sánchez comparecerá ante la opinión pública al terminal la videoconferencia con los demás dirigentes.

Inicialmente, el gobierno español decretó el estado de alarma el 14 de marzo, pero aún así los casos de contagios y los fallecidos han crecido de manera exponencial.

Hasta este domingo, la cifra de contagiados alcanzó los 25.000 afectados, mientras el número de muertos llegó a los 1.300, según datos oficiales.

El mismo presidente del gobierno español señaló este sábado que los días más duros de la pandemia aún no habían llegado al país ibérico. Agregó que sus ciudadanos tenían que llegar a la próxima semana “muy fuertes”.