La madre del menor murió hace unos años y por consiguiente, nadie pudo alimentarlo cuando su padre, debido a una fiebre, fue puesto en cuarentena el  pasado 22 de enero en Hong’an, en Hubei, provincia central del epicentro del brote de neumonía viral, publica el diario de la juventud de Pekín.

Este último, Yan Xiaowen, al mismo tiempo diagnosticado positivo al nuevo coronavirus, publicó una llamada de socorro desesperada en una red social para que alguien se ocupara de su hijo.

Sin embargo, el joven falleció el 29 de enero en la comuna de Huajiahe donde residía, según un comunicado emitido por las autoridades de Hong’an.

Debido a su reclusión en cuarentena, Yan Xiaowen no estaba en condiciones de cuidar” de su hijo, dijeron las autoridades locales después de una investigación.

“Por lo tanto, encargó a sus familiares, así como a responsables y médicos del pueblo, que se ocupen de él”. Pero los cuidados que recibió el joven no fueron suficientes.