Ron Barbosa, tío del anfitrión de la fiesta, le contó a WFAA-TV que fue su sobrino quien invitó a la familia a celebrar el cumpleaños número 30 de su mamá.

En la reunión, llevada a cabo el pasado 30 de mayo, el anfitrión contagió de coronavirus a 7 familiares con los que interactuó activamente, y estos a sus vez infectaron a otros 10, indicó el medio estadounidense.

Aunque Ron no asistió a la rumba, sus padres sí lo hicieron y acabaron contagiados; como ambos tienen 80 años, tuvieron que ser trasladados a un hospital, donde aún permanecen bajo cuidado médico, señaló el canal.

La hermana de Ron, que está quimioterapia debido a un cáncer de seno, también terminó hospitalizada por COVID-19: aunque ella no fue a la fiesta, sus padres la contagiaron, reportó ABC News.

Según la cadena de noticias, la mayoría de la familia se encuentra estable; los únicos que preocupan son los padres y la hermana de Ron, así como 2 niños pequeños.