De acuerdo con el diario New York Post, Sirotek vivía en Nevada, pero llegó a la ‘capital del mundo’ para enfrentar la pandemia generada por el COVID-19, pero con el transcurso de los días se percató de graves negligencias que la decepcionaron.

La enfermera estadounidense denunció en el video, que se viralizó en redes, que cada vez que presionó para que los negros e hispanos tuvieran el tratamiento adecuado, fue retirada de los casos, incluso, dice, fue testigo de decisiones que fueron trágicas.

“No les importa lo que le está pasando a estas personas. Y solo tengo que seguir viéndolos morir… Oh, Dios”, dice llorando Sirotek en el video, refiriéndose a los superiores y pacientes del hospital en el que trabajaba.

Además de la discriminación con los negros e hispanos, la trabajadora de la salud relató que un paciente de COVID-19 recibió erróneamente compresiones torácicas y falleció, que a otro le aplicaron mal la insulina y murió, y que el peor caso de negligencia que vio fue cuando otro paciente falleció porque un anestesiólogo lo intubó incorrectamente; cuando le dijeron al médico, se negó a creerlo y esperó cinco horas antes de que una radiografía confirmara el error.

Manténgase fuera de la ciudad de Nueva York por su atención médica. No les importa lo que le está pasando a estas personas… Es como entrar en la f-king Twilight Zone (La Dimensión Desconocida)”, advirtió la enfermera.

Aunque Nicole Sirotek en ningún momento del video mencionó en qué hospital o centro médico estaban ocurriendo estas cosas, el diario New York Post contactó a un amigo de ella para indagar sobre los hechos.

Quinton Martínez, compañero de enfermería, contó a ese medio que la mujer primero trabajó en el Hospital Elmhurst, en Queens, antes de ser transferida a otra instalación, de dónde la sacaron cuando se viralizó el video donde ella denuncia a sus colegas.

“No me sorprendió lo que pasó. Basado en lo que vi, pensé que tendrían un mayor respeto por las personas y las prácticas de control de infecciones para ayudar a prevenir que los pacientes empeoren”, también criticó Martínez al sistema de salud en Nueva York.