El ministerio de Defensa de ese país dispuso este jueves la logística de sus laboratorios y la sastrería como medida preventiva para combatir el COVID-19.

De acuerdo con el portal Infobae, el ministro Agustín Rossi frenó cualquier otra actividad que estuvieran realizando esos departamentos para dar prioridad al combate contra el coronavirus.

“Todas las capacidades de las fuerzas armadas están dispuestas para ser utilizadas para combatir el COVID-19. Estamos convencidos de que las decisiones que está tomando el comité de emergencia y el presidente son decisiones que nos anticipan a los hechos”, dijo Rossi en una entrevista radial, citada por el mismo portal.

Entre las otras medidas tomadas por la cabeza militar en Argentina, se dispusieron todos los hospitales militares para atender a los contagiados y, además, ordenó la construcción de 10 hospitales campaña por si hay una sobrepoblación de pacientes, indica Infobae.

“De acuerdo a una orden del Ministerio de Defensa y el Sr. jefe del Estado Mayor General del Ejército, se procedió a discontinuar toda línea de producción y se ordenó la preparación y el desarrollo de barbijos tipo 1 y tipo 2 para los ciudadanos de la República Argentina. Además estamos realizando sábanas para los centros quirúrgicos y camisolines descartables para nuestros enfermeros y médicos en todo el país”, expresó el director de la sastrería militar en un video publicado en la página de Facebook del ministerio.

Entre las otras medidas que tomó Argentina para frenar el coronavirus está el aislamiento obligatorio que comenzó en la noche de este jueves y que terminará hasta el 31 de marzo.