Según la organización empresarial del presidente estadounidense, la medida es de carácter provisional, y los trabajadores del complejo hotelero recuperarán sus empleos después de que se supere la emergencia sanitaria.

“Desafortunadamente, debido a la naturaleza repentina e inesperada de esta calamidad, y el pedido a los negocios para que detengan o recorten sus operaciones, tuvimos que tomar estas difíciles decisiones”, manifestó la compañía.

Trump Miami Resorts Management, de igual manera, aseguró que ya les avisó a los funcionarios que fueron suspendidos temporalmente. No obstante, la cadena de noticias Univisión informó que la empresa no le notificó a tiempo a los empleados sobre estas medidas.

El espacio televisivo, además, indicó que entre los trabajadores despedidos se encuentran: “123 meseros, 25 cocineros, 43 empleados del servicio de ama de llaves y 360 miembros del personal administrativo”

Desde el pasado 19 de marzo el Trump National Doral, principal activo de la compañía, prescindió de varios empleados en puestos no esenciales, y en la actualidad no se sabe todavía cuándo podrá reanudar sus operaciones y llamar de nuevo a los funcionarios.

La organización finalmente manifestó que solo el personal básico sigue trabajando. Trump delegó el manejo de sus empresas a sus hijos y colaboradores cuando asumió la presidencia de Estados Unidos en enero de 2017.

De acuerdo con el último reporte, en el estado de Florida cerca de 600 personas han muerto por el brote y otras 22.000 están contagiadas.