Echavarría contó en la emisora que de las 2.850 personas que viajaban en el crucero Celebrity Eclipse, de la compañía Royal Caribbean, los únicos que quedan allí son 24 colombianos, 4 bolivianos y varios ecuatorianos. “Vamos a quedar alrededor de 32 personas”, dijo.

Por eso, su queja tiene que ver con que a las demás personas, de diferentes nacionalidades, ya las bajaron y hasta les ayudaron a dirigirse de nuevo a sus países.

Echavarría explicó, en la frecuencia, que el crucero terminaba el 15 de marzo en San Antonio (Chile), pero que allí no los recibieron. “Valparaíso tampoco nos recibió. Bajaron los chilenos”.

“Ya venimos hacia San Diego, nos iba a recibir y el 30 de marzo EE.UU. dijo que no se dejaba desembarcar a la mayor parte de los sudamericanos porque no teníamos vuelos de regreso organizados”, agregó Echavarría.

El empresario aseguró que ese mismo día la compañía llevó a “todos los europeos en buses, escoltados, al aeropuerto”, y que cerca de 600 de ellos consiguieron “unos chárter a costa de la compañía Royal Caribean, que es la holding de Celebrity, y los enviaron a todos desde Los Ángeles hasta Frankfurt, y de ahí cada uno regresó a su respectivo país”.

Ya en la tarde, dice, “pasaron varios americanos con vuelos a Nueva York, Miami, Atlanta, Houston y demás. Y ayer (martes) en la mañana al resto de los mismos”.

Fue así como Echavarría lanzó un llamado de auxilio para que el gobierno colombiano les ayude a regresar, y la emisora se comprometió a indagar qué opciones hay de traerlos en un vuelo humanitario.

No obstante, Telemundo dio a conocer que la situación en el crucero se complicó luego de que autoridades de salud, en San Diego, confirmaran que “al menos un pasajero y tres miembros de la tripulación del crucero Celebrity Eclipse dieron positivo del nuevo coronavirus”.